A este niño le regalan un palo para su cumpleaños, pero su reacción no es como la del niño del anuncio de Limón y Nada, éste no parece tan emocionado.